Los lobos que vinieron a cenar


¡Holi holi!

Hoy vengo a enseñaros un cuento que, aunque sencillo, nos plasma una realidad a la que nos enfrentamos hoy en día, y que transmitimos a nuestros niños y niñas de manera consciente o inconsciente. Este cuento de "Los lobos que vinieron a cenar" es la segunda parte del cuento de "La ovejita que vino a cenar".

No es totalmente necesario leer la primera parte para entenderla, pero sí es cierto que leyendo ambas, podemos profundizar más en el tema que abarca: los estereotipos.


En la primera parte, nos presentaba a la ovejita "Estofado" a la que el lobo inicialmente quería comer, pero que a base de excusas tontas, finalmente le pilla cariño y acepta lo que podría entenderse como una dieta vegetariana.


En esta ocasión, la historia continua con los mismos personajes, pero queriendo hacer partícipes a sus amigos de su descubrimiento: que los lobos no tienen porqué ser malos.

Primero deciden intentarlo con los amigos del bosque de la ovejita, pero son un hueso duro de roer, y no dejan de evitar al lobo, temiéndose lo peor de él. No importa que vean lo bien que lo pasan Estofado y él juntos, o como se portan bien entre ellos. Tienen una venda en los ojos de lo que les han enseñado desde siempre: no te fíes de los lobos, siempre te quieren comer.

Viendo la dificultad que conlleva quitarse en san benito de encima, el lobo se pone triste y la ovejita le anima.

Entonces deciden intentarlo con los amigos de él.

A la casa llegan tres lobos invitados que, en cuanto ven a la ovejita, le echan el diente. Pero el lobo les avisa, y enseguida descubren que una sopa de verduras, un cuento bien contado y acurrucarse todos juntos es mucho mejor.

No ha costado mucho hacerles cambiar el "chip" a los lobos, sin embargo los demás.... siguen intentando alejar a la ovejita del que consideran malvado, y no es hasta que forman parte de la reunión y pueden ver con sus propios ojos la situación que lo aceptan.

Este cuento permite trabajar precisamente eso, como a veces las apariencias engañan y hay que dar oportunidades de conocer a los que no rodean (aunque seamos precavidos por si acaso), pero no ir con una idea ajena por delante.


Ideal para los más peques, que de alguna manera interioricen este mensaje. Desde luego, a mejores cosas que hacer juntos que comernos los unos a los otros, y tener siempre miedo de los demás.


Datos del libro

Título: Los lobos que vinieron a cenar

Autor: Steve Smallman

Ilustrador: Joëlle Dreidemy

Editorial: Beascoa

Páginas: 26

ISBN: 978-84-488-5211-5

Primera edición: Marzo 2019


Espero que os haya gustado.

Un besote 



43 vistas
Sígueme
  • Instagram Black Round
Suscríbete a la web de "ConPdePrimaria"

Recibirás un email en breve.

(Puede aparecer en "promociones")

reseñaHOYLEEMOS2.png

©  2019 por Pilar Gámez (ConPdePrimaria).. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now